INTRODUCCION

Monograma institucional de la Guardia Civil y Policía del Perú

La Benemérita Guardia Civil del Perú (BGCP) era el Cuerpo paramilitar de Policia Uniformada que tenía como misión: El mantenimiento del orden público mientras no se requiera el empleo de la Fuerza Armada; y la prevención de los delitos y faltas, la protección de las personas y de sus bienes, el mantenimiento de la libre circulación en la vía pública, el control del tránsito vehicular, entre otras. Dependía del Ministerio del Interior (ex Ministerio de Gobierno y Policía).

ORIGEN

El origen de la Guardia Civil del Perú se remonta a 1873, cuando el Presidente Manuel Pardo y Lavalle, mediante dos Decretos Supremos rubricados: el 31 de diciembre de 1873 (publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el 28 de enero de 1874) y el 23 de marzo de 1874 dispone su creación.

Por el Decreto Supremo rubricado el 31 de diciembre de 1873, con autorización legislativa del 3 de abril de 1874, se reorganizarón los Cuerpos Policiales existentes en la forma siguiente:

“Organización del Vecindario”, integrado por los vecinos, contra malhechores, a cargo de los Alcaldes.
“Servicios Especiales de Policía”, integrado por la Policía de Seguridad, en Mercados y lugares públicos.
“Policía de Establecimientos”.
“Policía Rural”.
“Guardias de Cárceles”.
“Policía de Puertos”, reglamentada por la Marina.
“Organización de la Fuerza Pública permanente”, para la conservación del orden, prevención de los delitos en las ciudades y otros. Se refiere también a las “Comisarías Urbanas y Rurales” y de la Fuerza Regular de Policía dividida en Gendarmería y Guardia Civil.

El 9 de noviembre de 1874, el Presidente Don Manuel Pardo y Lavalle creó la Escuela de Instrucción de la Guardia Civil, la misma que estuvo formada por una Compañía de 50 plazas en el Batallón de Gendarmes de Infantería de Lima.

Los grados policiales jerárquicos eran: Comisario Jefe, Comandante de Guardias, Mayor de Guardias, Inspector de Guardias, Subinspector de Guardias, Guardia de 1.ª Clase, Guardia de 2.ª Clase y Corneta.

Aunque el Congreso de 1873 había autorizado al Ejecutivo a dar de alta a un efectivo de cinco mil Policías, se inició el servicio con un mil 912 Guardias Civiles y un mil 640 Gendarmes, distribuidos en 19 departamentos de la República, entre los que se contaba la Provincia Litoral de Tarapacá 

GUERRA DEL GUANO Y DEL SALITRE DE 1879

Al estallar la guerra con Chile el gobierno peruano dispuso la creación de nuevos cuerpos militares para hacer frente al adversario. Los primeros en ser llamados a las filas del ejército fueron los guardias civiles de distintas ciudades, que por su entrenamiento y las características propias de su oficio, se encontraban en una situación equiparable a la de los soldados del Ejército de línea.

El Coronel Alejandro Bezada, a la sazón Prefecto de Arequipa, organizó con gran diligencia una División de 560 hombres, cuyo mando asumió el mismo, poniéndose en marcha hacia el sur, en la primera quincena de abril de 1879. Estas fuerzas la integraban dos columnas de la Guardia Civil de Arequipa, la Gendarmería de Arequipa y Puno y la Guardia Nacional de Arequipa, las mismas que después formaron con el Batallón “Ayacucho” la Tercera División del Ejército Peruano del Sur

De esta manera se formó el Batallón Guardias de Arequipa, integrado por seis Compañías de la Guardia Civil y una Columna de Gendarmes, con un total de 560 hombres.

El Coronel Alejandro Bezada poco después de su arribo a Iquique falleció accidentalmente, siendo reemplazado por el Coronel Manuel Carrillo y Ariza.

Al fallecer el Coronel Bezada, la Tercera División del Ejército del Sur pasó a ser comandada por el Coronel Francisco Bolognesi Cervantes.

El 2 de noviembre de 1879 se lleva a cabo la acción de Pisagua, en la que toman parte 240 guardias nacionales y una columna de gendarmes del puerto.

Cuando se tuvo noticia de la toma del puerto peruano de Pisagua el Batallón Guardias de Arequipa marchó para hacer frente a la invasión chilena.

Durante la Guerra del guano y del salitre con Chile, la Guardia Civil del Perú tuvo una participación notable combatiendo junto al Ejército del Perú y es en la Batalla de Tarapacá donde sobresale el Guardia Civil Mariano Santos Mateo cuya acción fue decisiva para que el Ejército del Perú obtenga la victoria en dicha acción de armas. Mariano Santos Mateo, el Valiente de Tarapacá, perteneció al Batallón de Infantería "Guardias de Arequipa" Nº 25, Unidad compuesta por 6 Compañías de Guardias Civiles, y en esa batalla logró capturar, para las armas peruanas, la coronela regimentaria (bandera) del Regimiento "2.º de Línea" de la Infantería del ejército adversario siendo felicitado por su acción y ascendido al grado policial de Inspector de Guardias de la Guardia Civil del Perú.

En la batalla del Alto de la Alianza los Guardias Civiles de Tacna estuvieron en la línea de batalla en el segundo escalón a la derecha; los Gendarmes en el sector tres a la derecha, junto a las demás tropas de caballería al mando del coronel Gonzáles, y los Guardias Nacionales de Arequipa, formando la V División al mando del coronel Herrera, ocuparon la reserva en el centro del dispositivo. La acción de todas estas tropas fue decidida habiendo presentado numerosas bajas.

Según relata el historiador peruano Jorge Basadre en la campaña de Lima, los combatientes peruanos defensores de Lima fueron armados con rifles rémington encontrándose entre estos la Guardia Chalaca, la Guardia Civil y la Columna de Camaleros, formando el III Cuerpo de Ejército a órdenes del Coronel Justo Pastor Dávila. Hubo una unidad de policía llamada "columna volante", integrada por cinco columnas de la Guardia Civil, que en la batalla de San Juan, el 13 de enero de 1881, ocupó el centro del dispositivo; otra columna de la Guardia Civil, a órdenes del Comisario Nerón, fue adelantada con la misión de defender el cuello formado por los cerros Papa y Mina o Volcán. Otras dos columnas de la Guardia Civil permanecieron al lado de las tropas del Ejército de línea en el cerro Monterrico Chico a órdenes del coronel Velarde.

REORGANIZACION

La conformación de la antigua policía duró hasta 1919, año en que en el segundo gobierno de Augusto Bernardino Leguía Salcedo se decidió reorganizarla mediante un Decreto Ley Nº 1163 expedido el 7 de agosto de 1919. Entre otros aspectos se disponía el establecimiento de “una Escuela de Policía para los aspirantes a Oficiales e individuos de la institución”.

Como el propósito del Presidente Leguía era tomar como modelo a la Policía de España, solicita al gobierno de Su Majestad Católica el rey de España don Alfonso XIII, el envío a la capital del Perú de una Misión de la Policía española para organizar e instruir en el Perú a la Policía de la República. Leguía mediante Resolución Suprema del 4 de abril de 1921, dispone se contrate una Misión de la Benemérita Guardia Civil de España, con la finalidad de establecer las bases sobre las que debería formarse la Guardia Civil del Perú, lo que se concretó, y se puso en marcha, al suscribirse en Madrid, el 1 de octubre de 1921, el acuerdo diplomático por el que se contrataba los servicios de una Misión de la Benemérita Guardia Civil Española, la misma que el 22 de noviembre de 1921 llegó a la capital del Perú y estuvo presidida por el entonces Teniente Coronel GCE Señor Pedro Pueyo España. Completaban la misión el Capitán GCE Señor Bernardo Sánchez Visaires, el Teniente GCE Señor Adolfo Carretero Parreño, que por enfermedad tuvo que volver a España, siendo reemplazado por el de igual clase Teniente GCE Señor Fernando Gómez Ayau y el Sargento 1º GCE Señor José Gómez Hernández (primer instructor de Guardias).

Esta misión policial española, después de instalarse, se dedicó al trabajo de planificación y formulación de los proyectos para la reforma de la policía, entregando, al mes de su llegada, la documentación respectiva, el 21 de enero de 1922, habiendo presentado al Presidente Leguía y al Ministro de Gobierno y Policía Germán Leguía y Martínez, 14 proyectos de ley que comprenden el plan completo de reorganización de los cuerpos de Guardia Civil, Seguridad y Vigilancia de toda la república. Dicho trabajo fue de la aprobación del presidente Leguía, quien consideró el plan proyectado en los 14 referidos proyectos, el único hacedero para la reorganización, por sus excelentes formas de adaptación y por la economía que, a pesar del mejoramiento de todos los servicios, suponía.

La Guardia Civil y Policía, como nueva Institución Policial Peruana, tenía naturaleza, carácter y organización militar y así fue estructurada porque fue creada, con los mismos principios doctrinarios de la Guardia Civil de España, por la Misión de la Guardia Civil de España la cual trajo y aplicó los mismos reglamentos de la Guardia Civil de España, entre estos: La Cartilla del Guardia Civil, donde en su Art. 1º señalaba, que: “El honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil, debe por consiguiente conservarlo sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás”, su Reglamento Militar, que estaba, con respecto al Régimen del Personal, relacionado con su situación, ascensos, beneficios y otros; su Reglamento para el Servicio en Tiempo de Paz, en el cual la Guardia Civil de Perú estaba organizada, al igual que la Guardia Civil de España, en Comandancias, Sectores, Líneas y Puestos, siendo estos últimos los que realizaban su servicio policial mediante correrías, que llegaban hasta el último rincón del País, su Reglamento de Campaña, su Reglamento Interno, para el aspecto disciplinario, sus Manuales de Criminalística, de Procedimientos en Materia Criminal, de Documentación Policial y Administrativa (se introdujeron por primera vez los términos de Atestado, Información Sumaria y otros). La Guardia Civil del Perú también heredó de la Guardia Civil Española su monograma con las letras G.C. entrelazadas.

Lo más notable de la labor de la Misión Española de Policía, fue el aspecto moral y material que realizó en la captacion del personal, el cual fue rigurosamente seleccionado, quedando solo los elementos idoneos; con buena presencia; instrucción mínima; porte militar y recia personalidad; sujetos a una severa y rigurosa disciplina militar, de tal modo que a todos los integrantes de la Guardia Civil y Policia, desde el Oficial de la más alta graduación hasta el último Guardia, se les pueda dar autoridad; con todas las garantías inherentes a esta, y estabilidad en el puesto. 

Los nuevos oficiales de la Guardia Civil del Perú egresaban de la Escuela como Oficiales de la Guardia Civil y Policía capacitados para comandar a los tres Cuerpos Policiales (Seguridad, Guardia Civil e Investigación y Vigilancia), por cuanto la especialización solo se dio a nivel de Personal Subalterno (i.e. Personal de Tropa de los Cuerpos de Seguridad y de la Guardia Civil y Personal Técnico de Investigadores de la Brigada de Investigación y Vigilancia).

CREACION DE LA ESCUELA DE POLICIA DE LA REPUBLICA

Como consecuencia de la labor llevada a cabo por la Misión Española, el gobierno dictó el 3 de julio de 1922 un Decreto Supremo disponiendo en su parte resolutiva la creación de la “Escuela de la Guardia Civil y Policía de la República”. La finalidad fue organizar un Cuerpo de la Guardia Civil similar a la Benemérita española, sobre la base de las Gendarmerías de la República. También la de formar otro Cuerpo llamado de Seguridad o de Orden Público sobre la base de la antigua Guardia Civil Urbana y Rural así como de fundar otro Cuerpo más, denominado de Investigación y Vigilancia, con los elementos aprovechables de la Sección de Investigaciones de la Intendencia de Policía y los sargentos primeros, licenciados del Ejército, o de los mismos que prestaban servicio como oficiales asimilados en las Gendarmerías existentes.

La Escuela de Policía de la República constaba de tres secciones:

La 1.ª, Superior o de Oficiales, para los Cuerpos de Guardia Civil, Seguridad y Vigilancia.
La 2.ª, Inferior o de Tropa y de Aspirantes a Clases de los mismos Cuerpos.
La 3.ª, Especial, de Aspirantes a la Sección de Investigaciones y Vigilancia y su anexa de Dactiloscopia.

La Escuela de Policía de la República se inauguró el 1 de noviembre de 1922, con la presencia del presidente Leguía, quien presidió la ceremonia, del gobierno en pleno, de los cuerpos diplomáticos y consulares acreditados en Lima, del elemento militar y civil de la población y de la colonia española de Lima, que, respondiendo a la iniciativa sugerida por el Teniente Coronel GCE Señor Pedro Pueyo y España, obsequió al nuevo instituto la “bandera de guerra”.

La inauguración de la escuela se realizó con el descubrimiento de la placa conmemorativa; siguió la de la bendición de la bandera de guerra por el señor Nuncio Apostólico; la entrega de la misma al presidente Leguía: por los padrinos señora Fabiola de Ojeda, esposa del Ministro de España y el Presidente del Casino Español en representación de la colonia española; aceptación de la ofrenda por parte del señor Presidente de la República, entrega de ella al director de la escuela Teniente Coronel GCE Señor Pedro Pueyo y España para que la entregue en aquel momento al plantel. A este acto siguió la entrega de la bandera al abanderado y su escolta, acto seguido el Teniente Coronel GCE Señor Pedro Pueyo y España dirigiéndose a las fuerzas formadas procedió a tomarles el juramento de fidelidad reglamentario, el cual fue respondido, con voz estentórea, por los alumnos efectuandose luego el desfile de todos los alumnos.

Se descorrió a continuación el monumento erigido en honor del presidente Leguía. Magnífico busto en bronce que se erguía en el centro del patio de honor de la escuela, acto que realizó la señora Fabiola de Ojeda acompañada del ministro de Relaciones Exteriores, señor doctor Alberto Salomón Osorio. Terminada la ceremonia se visitó el establecimiento obsequiando a los invitados.

A pedido del Teniente Coronel GCE Señor Pedro Pueyo y España, a la entrada de la escuela y de modo ostensible, se colocó un rótulo de grandes caracteres, con el lema en que está inspirada la Benemérita Guardia Civil de España: "El honor es su divisa", a lo cual el presidente Leguía complementó con la frase: "Como en la madre patria".

La Escuela inicia sus actividades el 4 de noviembre de 1922 teniendo como alumnos: 30 Oficiales del Ejército del Perú, de los cuales algunos regresaron a sus Unidades de origen, 19 Alumnos de Investigación y 103 Individuos de Tropa.

El 3 de septiembre de 1923 egresa la primera promoción de Guardias Civiles totalizando, hasta el 1 de enero de 1989, 67 promociones de oficiales, siendo la última la que lleva el nombre de "Alférez GC Saúl Martín Agreda Durand".

Los efectivos egresados de la primera promoción de la Escuela de la Guardia Civil y Policía, ocuparon las Comisarías de Lima, constituyendo el Cuerpo de Seguridad.

Desde entonces la Guardia Civil del Perú fue evolucionando, enfrentando desde 1980 el grave problema de la subversión, incrementando sus efectivos, asumiendo nuevas misiones y creando diversas especialidades.

En diciembre de 1988 la Guardia Civil funde sus efectivos con los de la Policia de Investigaciones del Peru y los de la Guardia Republicana luego de haberse publicado, en el Diario Oficial "El Peruano", el 7 de diciembre de ese año la Ley Nº 24949 del 6 de noviembre de 1988 que crea la Policia Nacional del Peru iniciandose una nueva etapa en la historia policial del Peru.

CRONOLOGIA DE LA HISTORIA POLICIAL DEL PERU EN LA REPUBLICA

1825 Simón Bolívar crea la Guardia Nacional que junto a la Guardia de Policía forma parte de las Fuerzas Armadas.
1834 Durante el gobierno del Presidente Orbegoso reaparecen los Serenos.
1839 Durante el gobierno del Mariscal Agustín Gamarra se reorganiza el cuerpo de Serenos y Vigilantes.
1845 El Presidente Ramón Castilla reorganiza la Guardia Nacional.
1856 El Presidente Ramón Castilla dicta un Decreto refundiendo en la Gendarmería todos los cuerpos policiales de la República.
1873 Por la reforma llevada a cabo ese año por el Presidente Manuel Pardo y Lavalle la fuerza regular de Policía se divide en Guardia Civil (Policía Urbana) y Gendarmería (Policía Rural).
1877 El 11 de diciembre, durante el segundo período presidencial de Mariano Ignacio Prado (1876-1879) se expidió el “Reglamento de la Policía Rural” organizando en cada distrito, y sobre la base de la gendarmería, las comisarías rurales y la guardia rural. Ese año existían 28 Comisarías de Policía, llegándose a 52 Comisarías con 5,517 efectivos policiales en todo el país.
1880 El Presidente Piérola fija por Decreto Supremo del 5 de febrero la distribución de las Comisarías y de las fuerzas de la policía.
1883 El Presidente Iglesias reorganizó las Fuerzas de Policía, aumentando el número de sus efectivos.
1884 En noviembre, por decreto supremo se crea el "Escuadrón de Caballería" destinado a la Policía Rural con el fin de combatir a las partidas de bandoleros que asediaban los alrededores de la ciudad de Lima.
1887 El 15 de octubre, Andrés A. Cáceres, Presidente de la República, dispone el establecimiento de la Guardia Nacional como reserva y fuerza auxiliar del Ejército permanente, dividiéndola en Guardia Nacional Activa y Guardia Nacional Pasiva. Esta Guardia Nacional se formaría con los ciudadanos peruanos entre los 18 y 45 años de edad y que no estuvieran enrolados en el Ejército permanente
1906 El 6 de agosto se crea la Banda de Música del Batallón de Gendarmes de Infantería N° 1, la cual, el 7 de agosto de 1919, se convierte en la Banda de Música del Regimiento Guardia Republicana.
1919 Durante el gobierno del Presidente Leguía se crea el Regimiento Guardia Republicana sobre la base del Batallón de Gendarmes de Infantería Nº 1.
1921 La Guardia Civil de España es contratada por el Presidente Leguía para reorganizar a la Policía Peruana.
1922 Se crea la Escuela de Policía de la República con el nombre de Escuela de la Guardia Civil y Policía y con el lema "El Honor es su Divisa como en la Madre Patria".
1922 Se crea la Brigada de Investigación y Vigilancia, cuerpo de policía civil o secreta que varios años después adoptaría el lema: "Honor y Lealtad".
1924 Se crea el Servicio de Sanidad de Gobierno y Policía el cual en 1924 pasa a formar parte del Cuerpo de Seguridad creándose mas tarde la Dirección de Sanidad de Gobierno y Policía.
1928 El Decreto Supremo del 21 de marzo establece como el Día de la Policía el 30 de agosto de cada año, en el cual se entregarán los premios anuales acordados a los Cuerpos de la Guardia Civil, Seguridad, Investigaciones y Gendarmería y se revistarán las Fuerzas de Policía.
1931 Son unificados los Cuerpos de la Guardia Civil y Policía con el Regimiento "Guardia Republicana" convirtiéndose el Regimiento "Guardia Republicana" en el 2º Regimiento de Infantería del Cuerpo de Seguridad de la República.
1932 Al Regimiento Guardia Republicana se le devuelve su Bandera de Guerra y este adopta el lema "Honor, Lealtad y Disciplina".
1944 Los Cuerpos de la Guardia Civil y de Seguridad son fusionados en un Cuerpo denominado Guardia Civil.
1946 La Escuela de la Guardia Civil y Policía cambia su nombre por el de Escuela Nacional de Policía.
1956 Se crea, dentro de la Escuela Nacional de Policía, la Sección Femenina de la Escuela de Auxiliares de Investigaciones del Cuerpo de Investigación y Vigilancia (Policía Civil).
1957 Se crea la Escuela Nacional de Investigación Policial para la formación de los Detectives (Oficiales de Investigaciones) y Auxiliares de Investigaciones del Cuerpo de Investigación y Vigilancia.
1957 El Decreto Supremo Nº 38 del 30 de agosto proclama a Santa Rosa de Lima, Patrona de las Fuerzas de Policía del Perú.
1960 La Escuela Nacional de Policía cambia su nombre por el de Centro de Instrucción de la Guardia Civil.
1960 El Cuerpo de Investigación y Vigilancia cambia su nombre por el de Policía de Investigaciones del Perú.
1961 Se crea, dentro de la Escuela de Oficiales del Centro de Instrucción del la Guardia Civil, la Sección Aspirantes a la Escuela de Oficiales.
1964 Por el Decreto Supremo del 30 de junio se cambia la denominación de “Día de la Policía” por la de “Día de la Guardia Civil del Perú”.
1965 El Breve Papal del 29 de abril firmado en Roma por su Santidad Paulo VI declara a Santa Rosa de Lima Patrona ante Dios de la Guardia Civil del Perú.
1965 Mediante Ley Nº 15605, el Presidente de la República, Arquitecto Fernando Belaunde Terry, otorgó a la Guardia Civil del Perú el título de Benemérita.
1965 La Escuela Nacional de Investigación Policial cambia su nombre por el de Centro de Instrucción de la Policía de Investigaciones del Perú (CINPIP).
1969 El Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas dicta los Decretos Leyes Nros. 18069, 18070, 18071 y 18072, Leyes Orgánicas de la Guardia Civil, Guardia Republicana del Perú, Policía de Investigaciones del Perú y Servicio de Sanidad de las Fuerzas Policiales.
1977 Se crea la Policía Femenina de la Guardia Civil del Perú (Policía Uniformada).
1985 Se reorganizan las Fuerzas Policiales (Guardia Civil, Policía de Investigaciones y Guardia Republicana); estableciéndose un solo Comando para estas y un Centro de Estudios para la formación de sus oficiales (Escuela de Oficiales de las Fuerzas Policiales) y otro para la formación de sus guardias y agentes (Escuela Nacional de Policía).
1988 Las Fuerzas Policiales (Guardia Civil, Policía de Investigaciones y Guardia Republicana son integradas en un solo Cuerpo denominado Policía Nacional del Perú y que adopta el lema "Dios, Patria, Ley".

 

PATRONO DE LA GUARDIA CIVIL DEL PERU

El Capitán del arma de caballería GC Alipio Ponce Vásquez nació en 1906 en el Distrito de Apata, provincia de Jauja, departamento de Junín, ingresó, en 1924 como Guardia-Alumno, a la "Escuela de la Guardia Civil y Policía” egresando con la Clase de Guardia del Cuerpo de Seguridad de la República, el 15 de marzo de 1925. Asciende a Cabo CS el 21 de julio de 1927, a Sargento 2º CS el 10 de marzo de 1930 y a Sargento 1º CS el 10 de octubre de 1932.

En 1931 fue nombrado instructor en la "Escuela de la Guardia Civil y Policía". Después de su ascenso a Sargento 1º es destinado a la 1ª Comandancia de la Guardia Civil y luego a la Primera Compañía del Batallón de Seguridad del Norte, en donde presta servicios hasta comienzos de 1935.

El 3 de abril de 1935 ingresó como Sub-Oficial-Alumno a la Escuela de Oficiales de la Escuela de la Guardia Civil y Policía, y el 7 de enero de 1937 egresa como Alférez GC, pasando a prestar servicios en distintas Unidades hasta 1940.

Por promoción asciende al grado de Teniente GC el 1º de marzo de 1941.

Al producirse los sucesos de 1941 en la frontera norte, el Teniente GC Alipio Ponce Vásquez fue destinado -luego de haber prestado servicios en la Provincia de Huanta, Departamento de Ayacucho- el 25 de marzo al Destacamento de la Guardia Civil establecido en la Frontera Norte, como oficial de la Primera Compañía que comandaba el entonces Capitán GC Conrado Ruiz Oliva.

Participó decididamente en la Batalla de Zarumilla, logrando notables victorias en las acciones de armas que culminaron con la toma de Quebrada Seca, Carcabón y Huabillos. Fue en la toma del puesto de Carcabón donde el Teniente GC Alipio Ponce Vásquez, el 25 de julio de 1941, al mando de treinta y tres hombres (8 guardias civiles y 25 soldados del Ejército del Perú) pertenecientes a su destacamento, luego de una acción de 25 minutos, logró desalojar a las fuerzas oponentes, izando en el mástil el Pabellón Nacional. Al día siguiente lanzó un sorpresivo ataque contra la posición de Huabillos, que el enemigo no pudo contener.

El 11 de septiembre de 1941 pereció durante un reconocimiento, cuando su Grupo fue emboscado en la Quebrada de Porotillo (Ecuador).

Doce días después de su muerte mediante Decreto Supremo del 23 de septiembre de 1941, el Gobierno peruano le concedió el ascenso póstumo al grado de Capitán de la Guardia Civil.

El 10 de septiembre de 1966 se inaugura un busto que conmemora sus acciones en la plaza "Capitán GC Alipio Ponce Vásquez" ubicado en la sexta cuadra del jirón Apurímac en el Callao.

La sede de la 27ma. Comandancia de la Guardia Civil (hoy Región Policial) del Callao y un Centro Educativo de la Guardia Civil (hoy Policía Nacional del Perú) ostentan su nombre.

Durante el Gobierno del General de División EP Francisco Morales Bermúdez Cerrutti, mediante el Decreto Supremo N° 28-78-IN del 29 de agosto de 1978 se declara héroe de la Guardia Civil (hoy Policía Nacional del Perú) al Capitán Alipio Ponce Vásquez.

Mediante la Resolución Suprema N° 2269-78-GC/SG del 4 de septiembre de 1978 se declara patrono de la Guardia Civil (hoy Policía Nacional del Perú) al Capitán Alipio Ponce Vásquez.

El Congreso de la República lo declaró Héroe Nacional mediante Ley Nº 24658 24 de abril de 1987, disponiendo además que sus restos reposen en la Cripta de los Héroes.

El 11 de septiembre de 1987 la Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia, Vencedores del 2 de mayo de 1866 y Defensores Calificados de la Patria incorporó en su Galería de Héroes Nacionales al Capitán GC Alipio Ponce Vásquez.

 

Capitán de caballeria GC Alipio Ponce Vásquez

BIBLIOGRAFIA:

  • Historia de la Policía del Perú por el Coronel GC Víctor Armando Zapata Cesti, Lima, Dirección General de la Guardia Civil y Policía, 1949.
  • Historia Policial del Perú en la República por el General GC Rómulo Merino Arana, Lima, Imprenta del Departamento de Prensa y Publicaciones de la Guardia Civil, 1966.
  • Historia de la Policía del Perú en el siglo XX por el General GC Ernesto Delhonte Tijero.
  • Revista de Estudios Históricos de la Guardia Civil, 111, num. 5. Madrid, 1970, artículo: "Presencia de la Guardia Civil en Hispanoamérica. Apuntes Históricos de la Guardia Civil del Perú" por el Teniente General GC Roberto Acosta Rodríguez, páginas 22-48.
  • Album del Cincuentenario de la Guardia Civil del Perú 1922-1972, Lima, Departamento de Relaciones Públicas de la Guardia Civil, 1972, artículo: Breve Reseña Histórica de la Policía en el Perú.
  • Revista de la Guardia Civil del Perú, Año L, Nº 400, Noviembre-Diciembre de 1982, folleto adjunto: La Guardia Civil del Perú (páginas desglosables).
  • Revista de la Guardia Civil del Perú, Año LVI, Nº 434, Noviembre-Diciembre de 1988, artículo: Historia de la Guardia Civil del Perú refleja abnegación, sacrificio, patriotismo y heroicidad a la patria y a la sociedad, que la cubre de gloria e inmortalidad, páginas 10-20.